lunes, 5 de marzo de 2012

Qué entiendo yo por entrenamiento integral: una propuesta para la trascendencia metodológica en el TKD

Este post lo dedicaré a aclarar lo que significa para mi un termino muy utilizado en el mundo del entrenamiento deportivo: el entrenamiento integral.

El entrenamiento integral, para mi, es una cuestión que trasciende lo meramente metodológico. Es una forma de entender el deporte, de entender la acción humana, de entender el comportamiento...y las posibilidades de actuar sobre él. A mi parecer, estamos hablando de algo que va más allá del dualismo analítico vs global. 

Integrar supone entender la acción deportiva como un todo y sistematizar a partir de ese todo. Me explico. En los deportes de situación (de oposición o cooperación-oposición) podemos trazar una seña de identidad, la forma de jugar o competir que se pretende y, en consecuencia, subordinar toda la metodología a esa forma definida de competir. En este marco, el entrenamiento nace desde el juego y para el juego. De tal forma, trazaremos una supradimensión táctica (cómo queremos competir), la cual se divide en unos principios y estos a su vez en subprincipios y en subprincipios de los subprincipios. Así tendremos un complejo de referencias comportamentales que contextualizan nuestra actuación, los cuales debemos respetar en nuestra intervención.

Esto viene a decir que todos los factores que intervienen en la motricidad (y en consecuencia en el comportamiento motor y táctico) se interrelacionan. Por lo que desaparece la concepción aislada de físico, técnico, táctico, psicológico y afectivo, y su importancia relativa...fundiéndose hasta no percibir la diferencia de donde acaba uno y empieza otro. El todo, la forma en la que queremos competir, requiere de cada una de las partes de una forma particular y las adaptaciones se crearán en consecuencia. No quiere esto decir que no consideremos su importancia o no las entrenemos de manera específica. Sin embargo, descontextualizarlas sería un error, puesto que cualquier acción física o técnica siempre tendrán de forma subyacente una intención táctica relacionada con esa forma de competir que hemos definido. Es decir, debemos entrenar en especificidad, subordinando todo el proceso a la vivenciación de los principios que sustentan nuestra forma de competir.
Pero, ¿cómo se sistematiza el entrenamiento de tal forma? Esta es la parte difícil, pero es la parte donde toca, precisamente, "integrar". Las partes del ya famoso todo, o lo que es lo mismo, los principios, se pueden dividir y subdividir, poniendo énfasis en determinadas cuestiones, pero siempre desde el punto de vista de su articulación conjunta. De esta forma, estaremos realizando un verdadero trabajo integrador, dotando al deportista de un esquema táctico definido (que no es lo mismo que cerrado), y ayudándolo a comprender el juego, facilitándole las herramientas necesarias para resolver las situaciones que en él se producen. 

Efectivamente, todo esto quiere decir que debemos definir un forma de pelear en función de las capacidades y cualidades del deportista y, en consecuencia, organizar un esquema en el que se engloben las partes que componen esa forma de pelear: ofensivos (con subprincipios y subprincipios de los subprincipios) y principios defensivos (con subprincipios y subprincipios de los subprincipios). A su vez, debemos de programas los objetivos del entrenamiento para conseguir cada uno de esas partes y subpartes, desde el punto de vista de la integración en el esquema de combate. A continuación, debemos de definir los contenidos asignados para cumplir esos objetivos, o lo que es lo mismo que vamos a hacer para conseguirlo (tareas). De tal forma que al final, obtendremos un libro de ruta que guíe e integre todos los aspectos que debemos de trabajar para conseguir esa forma de pelear. La mejor forma de aprender a pelear, es peleando...pero nuestras tareas deben ir enfocada a potenciar la forma en la que queremos pelear.

¿Quiere esto decir que no debemos entrenar el resto de contenidos que no se encuentren encaminados o relacionados con la consecución del esquema de combate de mi deportista? Efectivamente. Claro está que debemos recordar que este espacio está dedicado al Taekwondo de ALTO RENDIMIENTO, no al Taekwondo en etapas de formación. 

Para finalizar, y por si no ha quedado claro, pondré un pequeño ejemplo de organización del esquema de combate y de sus diferentes partes: 

COMPONENTES DEL ESQUEMA DE COMBATE:

Principio: Planteamiento táctico (por ejemplo: ataque permanente, maniobra o expectativa, o defensa permanente)
  • Subprincipio: Ritmo de combate.
    • Ritmo Alto (muchas acciones-iniciativa constante)
    • Ritmo medio (nº de acciones dependiente de la situación) 
    • Ritmo bajo ( pocas acciones-cesión de la iniciativa)
  • Subprincipio: Movilidad.
    • Tipo de desplazamientos.
    • Tipo de fintas.
  • Subprincipio: Gestión del espacio.
    • Achicar el espacio al rival (presión permanente).
    • Gestión en función de la situación (marcador, tiempo, rival, etc.).
    • Cesión del espacio.
Principio: Sistema ofensivo
  • Subprincipio: Acciones directas a peto y cara.
    • Lateralidad Derecha
    • Lateralidad Izquierda
  • Subprincipio: Acciones encadenadas a peto y cara.
    • Lateralidad Derecha
    • Lateralidad Izquierda
  • Subprincipio: Anulación en ataque.
    • Lateralidad Derecha
    • Lateralidad Izquierda
  • Subprincipio: Timing.
    • Lateralidad Derecha
    • Lateralidad Izquierda
  • Subprincipio: Contra ataque.
    • Anticipación.
      • Lateralidad Derecha.
      • Lateralidad Izquieda.
    • Simultáneo.
      • Lateralidad Derecha.
      • Lateralidad Izquierda.
    • Bajada:
      • Lateralidad Derecha.
      • Lateralidad Izquierda.
Principio: Defensa.
  • Subprincipio: Esquivas.
    • Totales
    • Parciales.
  • Subprincipio: Bloqueos.
    • De brazos.
    • De pierna.
  • Subprincipio: Corte de distancia.
    • Si-No.
Como se puede comprobar, todo el esquema de comportamiento lo podemos definir, y en consecuencia, extrapolar las necesidades que debemos de resolver en el entrenamiento. 

Esta es una forma personal de entender el entrenamiento de los deportes de situación...ni mejor ni peor que otras, aunque probablemente más eficaz. 

Para terminar, me gustaría citar a un gran entrenador (y controvertido personaje):
  • Periodista: ¿La táctica aún marca la diferencia?
  • J.M: El trabajo táctico sí, que es diferente que la táctica....Creo que la táctica se acabo hace mucho tiempo. El entrenador que prepara tácticamente a su equipo en la pizarra y dice "vamos a jugar así..." ya no existe. Pero durante la semana, preparar al equipo tácticamente, encontrar ejercicios que potencien aquello que se pretende conseguir...eso sí es difícil. Y marca la diferencia.
Juan Fernández Rey

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada